Las festividades en el calendario hebreo

El calendario hebreo comprende siete fiestas, de las que cinco son de carácter bíblico y dos post-bíblicas. Como quiera que estamos en la antesala de la festividad de Purim, ofrecemos una visión didáctica y documental sobre las mismas.
El término festividades corresponde a los días sagrados del calendario judío, generalmente, designadas fiestas, del hebreo jagim o días feriados, igualmente del hebreo yamim tovim. La expresión yom tov se aplica de forma específica las festividades bíblicas proclamadas en los Cinco Libros de Moisés o Pentateuco: Pascua (Pesaj), Shavuot (Fiestas de las Semanas o Pentecostés), Sucot (Cabañas o Tabernáculos) y Shemini Atzeret. Éstas son conocidas en conjunto como Shalosh Regalim (Las tres fiestas de peregrinación) y ellas sirven tanto para conmemorar acontecimientos históricos como para celebrar ocasiones festivas relacionadas con el ciclo agrícola. Rosh Hashana (Año Nuevo) y Yom Kipur (Día del Perdón) constituyen la cumbre del período penitente (Yamim Noraim).
Las leyes sabáticas que prohíben el trabajo creativo (avot melaja) son de aplicación a las fiestas bíblicas excepto en lo que concierne a la preparación de la comida y el horneo para la fiesta; transferir fuego (no encendiéndolo directamente) y cargar entre dominios (eruv) están todos permitidos, excepto en el ayuno de Yom Kipur, día en el que también rigen todas las restricciones sabáticas. La abstención del trabajo es opcional en las fiestas post-bíblicas como Janucá, Purim, Tu Bishvat y Lag Baomer. Yom Haatzmaut (Día de la Independencia de Israel) y Yom Yerushalaim (Día de Jerusalem son dos fiestas modernas que lentamente están forjando costumbres propias.
Shalosh Regalim
Las tres fiestas principales del calendario hebreo proclamadas en el Jumash o Cinco Libros de Moisés son, como se ha indicado al principio, Pascua (Pesaj), Shavuot (Pentescostés) y Sucot (que incluye Shemini Atzeret y Simjat Torá). Su denominación hebrea para estas fiestas es Shalosh Regalim, Tres Épocas (Shemot 23:14 donde el término regalim tiene el doble significado de época y pies, de ahí el concepto de pie o de fiesta de peregrinaje. O sea, épocas señaladas (moadim) en la que los israelita varones deben aparecer ante D-s, el Señor, en el lugar de de Su decisión.
En otras partes de la Torá (Shemot 17, 34;23; Devarim 16;16), el mandamiento de celebrar estas festividades comienza con la frase shalosh peanim hashaná (tres veces en el año…). En la época del Templo el precepto se observaba yendo a pie (aliá lereguel) a Jerusalem, donde los peregrinos (olé reguel) cumplían con los sacrificios prescritos en el Santuario. De acuerdo con los rabinos, la costumbre de realizar peregrinaje en Shalosh Regalim y en las festividades solemnes atrajo a un vasto número de judíos desde las tierras de la diáspora como también desde Eretz Israel y la habilidad de Jerusalem de contenerlos a todos fue considerado realmente milagroso.
Desde 1948 hasta 1967, los peregrinos judíos podían llegar hasta el Monte Sión (Har Tzion), pero después de la Guerra de los Seis Días las celebraciones de aliá lereguel en el Estado de Israel retornaron al área del Monte del Templo (Har Habait), en el Muro Occidental, una vez alcanzada la liberación de la Ciudad Santa en su totalidad.
Fuentes y Bibliografía consultadas:
“El Ciclo del Año Judío”. Vidal Elgozy. Jerusalem.1998
“Shemá Israel”. Dov Rosen. Jerusalem. 1985. Departamento de Educación y Cultura para la Diáspora de la Organización Sionista Mundial (Wizo).
“Judaísmo A-Z”. Yacob Newman y Gabriel Siván. Jerusalem 1983. Departamento de Educación y Cultura Religiosa para la Diáspora de la Organización Sionista Mundial (Wizo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *