Afrontando nuevos retos y desafíos en la difusión de la cultura judía

Los retos y los desafíos en cualquier estadio de la vida están para afrontarlos y superarlos y esta modesta publicación como lo es Israel Gráfico, que me honro en editar y gestionar, no podía ser menos. Este proyecto resurge después de una larga temporada en el hangar como se suele decir en la jerga aeronáutica. Israel Gráfico levantó el vuelo en 2005 en una conocida plataforma digital, donde sigue alojada la versión inicial, que ha quedado congelada. En 2014 nos pusimos mano a la obra para sacar al ciberespacio un nuevo formato de Israel Gráfico que, por circunstancias ajenas al editor, y tras sufrir calamidades inherentes a la red de redes, se vio abocada a una reestructuración que resultó fallida con el tiempo debido a las causas anteriormente expuestas por una serie de fallos técnicos adversos. Israel Gráfico renace con nuevos bríos y con la vocación de servicio público en aras de la difusión de la cultura general del pueblo israelí para judíos hispanoparlantes y usuarios en general. Este sitio no nace como un ente estático, sino que se exhibe como un soporte dinámico y abierto al mundo. Parte con recursos limitados, debido a que Israel Gráfico pretende ser un medio de comunicación sin ánimo de lucro, sin connotaciones comerciales. Eso debe quedar claro para los futuros y potenciales visitantes o usuarios, para más información pueden consultar el aviso legal y la política de privacidad.
La independencia es la principal seña de identidad de Israel Gráfico, dado que no recibe ningún tipo de soporte económico. Vaya por delante nuestra gratitud a quienes han contribuido técnicamente a hacer realidad este proyecto y a todos ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *